Inicio » Recién Llegado » Cinco cosas que odiamos los Playenses

Cinco cosas que odiamos los Playenses

Todos amamos vivir en Playa del Carmen… si no hace tiempo nos hubiéramos ido a otro lugar. Este mágico lugar te adopta o te aborta, pero aunque nos adaptemos bien hay cosas que no cambian y a las que o te acostumbras o siempre serán una molestia. Aquí te presentamos cinco cosas que los Playenses odiamos, pero son inevitables.

1-Que la gente piense que Playa del Carmen es Cancún o peor… Ciudad del Carmen, Campeche.

Pasa con tus amigos o conocidos y  hasta con familiares. ¿Acaso es tan difícil   consultar un mapa o Google para saber a qué parte del mundo viajan? Tan fácil como poner: Playa del Carmen  en el buscador para saber que pertenecemos al Municipio de Solidaridad en el bello Estado de Quintana Roo, México. Existen casos de gente que envía mal paquetes por correo o incluso el típico de la tía que llegó a Campeche por la necedad de no investigar sobre Playita de nuestro corazón.

11897034_10203758124672549_2133691060_n

2- Que de pronto todos quieren ser tus amigos.   Aquellos conocidos que antes ni te hablaban solo te buscan cuando planean sus próximas vacaciones.  Todo comienza con un: “Chuchit@, ¡qué gusto saludarte! Oye… ¿cuánto cuesta la noche de hotel en Playa?  ¿Cuál es el mejor? Y un sin fin de preguntas similares.

¿En qué cabeza cabe pensar que por vivir aquí somos expertos en hoteles…creerán que andamos brincando de uno en uno y o que no tenemos casa ? Y la molestia no para ahí, nos preguntan de tours, tarifas de transporte, renta de autos, etc. No todos somos guías de turistas …  Lo peor es cuando además de pretender que te conviertas en su concierge personal , piensan que tu casa es hostal y no falta quien te ande pidiendo asilo  en lugar de pagar un hotel. ¿A poco no?

11880263_10203758124632548_227255198_n

3- Algo que realmente es una lata para los Playenses es todo lo relacionado con vialidades y espacios públicos.  Playa del Carmen fue en sus inicios una comunidad de pescadores y sus primeros habitantes se trasladaban de un lugar a otro en bicicletas, triciclos o a pie; por eso las calles , sobre todo del primer cuadro de la ciudad , son muy angostas . Como es costumbre en nuestro país,  los responsables de trazar las primeras vialidades de la ciudad jamás imaginaron el crecimiento exponencial que tendría ese tranquilo pueblito y que en algún momento las calles nos iban a quedar chicas, gracias a  eso hoy tienes que dar 20 vueltas por las cuadras del Centro, evitando esquinas y banquetas amarillas para no ser multado por estacionarte mal . Y ni qué decir de los estacionamientos para bicicletas, la invasión de banquetas por parte de algunos negocios y tener que caminar a media calle, etc. ¡Lo odiamos!

unnamed-5

4- ¡El calor y la humedad! Muchos llevamos viviendo en Playa del Carmen algunos años pero seguimos sin acostumbrarnos a andar pegajosos todo el día ; lo único que nos queda es aprender a vivir con ello. Si por alguna razón debes salir de tu trabajo o casa a eso del mediodía, mejor lleva gorra, lentes y usar bloqueador, ¡mucho bloqueador! de lo contrario vas a terminar con las marcas de tu short, o el cuello de la playera en la piel . Además sudamos todo el tiempo y hay que tomar más de una ducha al día y cambiarnos la ropa continuamente. ¡Es el precio de vivir en el paraíso !

Man and ventilator - colorful ribands

5- ¡Vivir en Playa del Carmen y no ir a la playa o turistear tanto como quisiéramos! Esto es ley, llegas a vivir a Playa, encuentras chamba y enseguida te vuelves todo un Godínez Playense y ya de plano no haces más que trabajar y el tiempo que te queda libre lo ocupas para tus obligaciones personales como llevar la ropa a la lavandería, hacer el súper y si bien te va, al cine o de plano te quedas a descansar. ¿Y LA PLAYA? ¡No has ido en por lo menos 3 meses! Terminas esperando a que llegue algún familiar de visita para poder planear una escapada playera. ¡ Es el colmo!

34zm2if

Así que como ves , no todo es felicidad y diversión en este paraíso terrenal .   Como todo en la vida, existen pros y contras, seguramente a ti se te ocurren otros, no dejes de compartirlos para agregarlos a la lista.

Noticias Playa del Carmen

Acerca de Playacarla

Mis pasiones: Playa del Carmen, las redes sociales y la comida juntas forman: Soy Playense. Disfruto de vivir en el paraíso y trabajar en lo que amo. Playense por elección y de corazón.

Deja un comentario

Real Time Web Analytics