Inicio » Artículos » ¿Quitarnos el calor o cuidar el medio ambiente?

¿Quitarnos el calor o cuidar el medio ambiente?

La paradoja del aire acondicionado.

¿Sudar o no sudar? ¿Prender el aire o ahorrar energía? El dilema playense de la conciencia entre sobrevivir y no abonar al calentamiento global. El verano es el periodo más calurosos del año y es una prueba de fuego para quienes viven en tierras calientes y húmedas, como Playa y se preocupan por el medio ambiente.

Pero este dilema es mundial y se ha vuelto más crítico con el cambio climático. Cada año se rompen récords de temperatura en muchos lugares del globo. Este 2019, por ejemplo, fue duro para toda Europa donde en el mes de junio –considerado ya como el mes más caliente de la historia europea– se alcanzaron temperaturas sin precedentes en Francia, Suiza y la Península Ibérica. Los investigadores de la WWA sostienen que fenómenos como las recientes ondas de calor son ahora cuatro grados más cálidos de los que se registraban a principios del siglo XX.

Foto: Naturefreund Pics

El uso del aire acondicionado se vuelve una necesidad; es un gran invento del hombre que nos permite soportar el calor y ser funcionales en ambientes con temperaturas extremas. Gracias al clima artificial y los sistemas de refrigeración se han llegado a construir ciudades enteras en desiertos y lugares inhóspitos. El refrigerador mantener los alimentos sin que se echen a perder rápidamente. Sin embargo, la gran paradoja es que al requerir enormes cantidades de energía para funcionar, el uso intensivo de estos sistemas a nivel mundial produce contaminantes que contribuyen a la elevación de la temperatura del planeta.

Es decir, a mayor demanda de sistemas de refrigeración, mayor es la emisión de gases de efecto invernadero que, a su vez, incrementan la temperatura global. Los sistemas de enfriamiento ayudan a reducir el impacto del calentamiento global   en el trabajo, la salud y la alimentación. Pero su uso agrava el problema. ¿qué hacer?

Foto: Dean Moriarty

El aire acondicionado y el refrigerador son un “mal” necesario, sin embargo, hay otro grave problema: gran parte de la población del mundo no tiene acceso a ellos. Un estudio de 2017 que comparte El País advierte sobre las consecuencias del calor excesivo y la falta de sistemas de enfriamiento:

  • “Para 2050, las horas de trabajo perdidas debido al calor pueden llegar al 12% en las regiones más afectadas del sur de Asia y África occidental, o el 6% del PIB anual.
  • La falta de almacenamiento en frío y transporte refrigerado adecuados contribuyen a más de 1,5 millones de muertes prevenibles por vacunación cada año.
  • Se puede perder hasta el 50% de los alimentos después de la cosecha en los países en desarrollo que carecen de acceso a refrigeración o a cadenas de frío.”
Foto: Pete Linforth

Es indispensable buscar sistemas de enfriamiento alternativos y sustentables. Los gobiernos y municipios pueden fomentar y regular la generación y el uso de energía renovable en todos los sectores. Se podría generalizar, por ejemplo, las normas LED (Ledership & enviromental design) en la construcción de edificios que son estrategias diseñadas pensando en una mayor eficiencia energética, térmica e hidráulica.

Por lo pronto, nosotros como playenses podemos contribuir con nuestro granito de arena con algunas acciones:

  • Sembrar y cuidar los árboles y palmeras.
  • No contaminar los manglares, la selva, los cenotes y la playa en cada paseo.
  • Usar ropa fresca y de preferencia de algodón.
  • Cerrar las cortinas cuando el sol pegue directamente a las ventanas.
  • De ser posible, aislar las paredes y ventanas con materiales térmicos.
  • Usar ventiladores ahorradores en lugar de aire acondicionado cuando sea posible, Comprar equipos inverter o de energía eficiente.
  • Cuando enciendas el aire acondicionado, inicia con una temperatura de 27 o 26 grados y ve bajándola en una hora hasta llegar a la temperatura idónea. No te recomendamos bajarla más de 22ºC
Noticias Playa del Carmen

Acerca de M de Playa

Real Time Web Analytics